Estás aquí: Inicio » Manual del Inversor » ¿Que inversión a plazo fijo contratar?

¿Que inversión a plazo fijo contratar?

inversion a plazo fijoEn momentos donde la incertidumbre financiera aqueja o cuando las aguas están quietas es bueno tener certeza donde invertiremos nuestro dinero. Muchas veces vamos a las sucursales bancarias a preguntar que productos nos recomiendan, y terminamos escogiendo el que a los bancos les conviene.

Por lo tanto, si su perfil es conservador, olvídese de la bolsa o los fondos de inversión, vaya directamente a las propuestas más tradicionales de inversión a plazo fijo como un Certificado de depósito (CEDES) o un Pagaré.

Estas dos alternativas ofrecen tasas de interés, pero tenga en cuenta especialmente aquellas que superan la inflación para no perder poder adquisitivo.

Aquellas personas que tienen algo de dinero ahorrado muchas veces no saben que hacer con ello y suelen dejarlo inmovilizado en su casa, guardado en algún lugar sin poder darle provecho de rentabilidad alguna, es decir no se invierte a plazo.

Otros, los llevan a los bancos y lo depositan en una cuenta o en un cofre de seguridad por la mera cuestión de mantenerlo guardado para prevenir actos de inseguridad como robos a la propiedad, pero no consiguen sacarle provecho a ese dinero.

Hoy, el sistema financiero mexicano nos ofrece una alternativa de productos para invertir a plazo fijo sin arriesgar nuestros pesos y conociendo las condiciones del mercado, podemos aprovechar una una tasa de interés variable o una fija, aunque depende del espíritu de cada usuario, si gusta del riesgo o es un conservador nato.

Cuentas de ahorro

Una de las ofertas más comunes son las cuentas de ahorro, no conllevan riesgo alguno y todos los bancos tienen diferentes alternativas en moneda nacional, y otros permiten hacerlo en dólares.

Las cuentas de ahorro en México ofrecen en general rendimientos a tasa fija y conllevan a demás de esos beneficios una tarjeta de débito para retirar dinero en cajeros automáticos, o para hacer pagos en comercios. La gran competencia entre las diferentes entidades ha llevado a que no se cobre anualidad y otras comisiones, lo que transforma a las cuentas de ahorro en productos baratos, aunque los rendimientos no son muy altos.

En general son la puerta de entrada, junto a las cuentas de nómina para contratar otros servicios como préstamos personales, créditos hipotecarios, tarjetas de crédito o seguros, entre otros.

Requisitos cuentas de ahorro:

  • Identificación oficial con fotografía
  • Depósito mínimo de apertura
  • Comprobante de domicilio

Certificados de depósito (Cedes)

Otra alternativa son los Certificados de depósito (Cedes), también bajo dos modalidades, a tasa fija o a tasa variable que le permite conseguir rendimientos a mediano y largo plazo con liquidación de intereses mensualmente.

Las opciones a tasa variable se actualizan mensualmente durante el plazo de la inversión, tomando como referencia la tasa CETES a 28 días, y puede invertir en moneda nacional o en Unidades de Inversión (UDIs).

Requisitos

  • Identificación oficial vigente
  • Comprobante de domicilio
  • Tener o contratar una Cuenta Unica

Cedes Tasa Fija

Estos instrumentos de inversión son Certificados de Depósito que generan intereses cada mes y capital al vencimiento, donde se conoce la tasa y el monto de interés que generará esa inversión, por lo que se transforma en una inversión segura en plazos de 90, 180 y 390 días.

En conclusión conoces desde el inicio, los rendimientos de la tasa fija que operan en Moneda Nacional y que generalmente ofrecen rendimientos superiores a los de un pagaré convencional.

El monto inicial suele ser desde $5,000.00 y los interesas se pagan en una cuenta eje.

Cedes Tasa Variable

Estos Certificados de Depósito a diferencia de los anteriores se rigen por indicadores como CETE y TIIE y la tasa que se asigna a la inversión es un porcentaje de estos dos indicadores: CETE 28 días, se asigna semanalmente; TIIE 28 días, se asigna de forma diaria. El pago de intereses se abona de manera mensual a la cuenta eje y el capital al vencimiento.

Con el capital asegurado, los plazos son de 91, 182, 371, 560 ó 721 días desde un monto nicial desde $50,000.00.

Pagaré

Sin embargo, y si no quiere arriesgar con un fondo de inversión donde la especulación y el conocimiento del mercado debe ser aún mayor, podemos invertir nuestro dinero en un Pagaré, una forma de conseguir rendimientos a plazo fijo con tasas fijas o variables, en moneda nacional o en dólares.

Generalmente las ofertas tienen modalidades que se adaptan a cada producto, los intereses pueden ser crecientes, es decir que a medida que transcurre la vida del pagaré conseguirá que mejore la tasa, o los pagaré con rendimiento liquidable al vencimiento (PLRV).

Aquí al final del plazo contratado la entidad nos abona el capital y los intereses que ha generado la inversión. Suelen requerir un depósito inicial desde $1.000 pesos y una cuenta.

Requisitos

  • Monto mínimo
  • Una cuenta con o sin chequera para abonar los intereses
  • Identificación oficial con fotografía
  • Comprobante de domicilio

Los pagarés son la colocación de dinero en una institución financiera bancaria, los cuales pueden ser contratados por una persona física o por personas morales.

El objetivo principal de un pagaré es ahorrar dinero, para así obtener un rendimiento que nos puede mantener a salvo de la inflación.

Algo importante que todos los interesados en contratar pagarés deben de saber es que existen diferentes tipos de depósitos en las instituciones financieras. Un tipo de depósito es el pagaré, el cual también es llamado depósito a plazo o al término.

Una característica principal de los pagarés es que no presentan liquidez de forma inmediata, sin embargo, se puede obtener el dinero a cambio de cierto descuento del depósito por la cancelación anticipada de este depósito, esto siempre y cuando sea autorizado por la institución financiera bancaria.

Con los pagarés puedes obtener a cambio del mantenimiento de dinero inmovilizado por cierto tiempo, una rentabilidad financiera fija o también variable, la cual es calculada a través de la tasa de interés.

Al término del pagaré, la persona que lo contrató puede retirar el dinero total o parcialmente, cuando deciden renovarlo, se deberá esperar un periodo necesario para hacerse del dinero.

Vea aquí los ofertas por plazo para optar por la mejor alternativa.

  • Pagaré 7 días
  • Pagaré 14 días
  • Pagaré 28 días
  • Pagaré 91 días
  • Pagaré 182 días
  • Pagaré 365 días
  • Pagaré más de 365 días

Tenga en cuenta que actualmente las entidades ofrecen inversiones a plazo fijo en sucursales, pero también ofertas online, bajo diferentes condiciones, y en los últimos tiempos la banca electrónica suele ofrecer mejores tasas de interés.

Algunos datos que pueden ayudarle a tomar la mejor opción son:

  • A mayor plazo, mayor tipo de interés
  • Contrate plazos donde sepa no necesitará ese dinero
  • Cuidado con las tasas superiores a la de referencia
  • En la actualidad, los bancos comercializan inversiones a plazo fijo en Moneda Nacional y en Dólares, pero recuerde que las tasas de interés son diferentes.
  • Para contratar estos productos le requerirán abrir tener una cuenta bancaria donde liquidar los intereses y depositar el capital a vencimiento, aunque en muchos casos existe posibilidad de renovación.

Sin embargo, además de estas inversiones más tradicionales, podemos contratar otros productos a plazo fijo pero con rentabilidad variable. Aquí el riesgo es un poco mayor porque a diferencia de las tasas fijas, no sabremos cuanto generará nuestro dinero. Algunas ofertas están vinculadas al IPC, otras a las divisas. Si opta por estos instrumentos, averigüe si le aseguran un tipo mínimo.

Tiene que tener presente que el IPAB respalda a ciertas entidades financieras y garantiza el pago de hasta el equivalente en moneda nacional a 400,000 unidades de inversión (UDI’s) por persona, física o moral, cualquiera que sea el número y clase de las obligaciones garantizadas a favor del ahorrador y a cargo de un mismo banco y no puede ser ampliado por voluntad del banco o del ahorrador.

Los tipos de pagares

Los títulos de crédito son los documentos mediante los cuales se le otorga a una persona el derecho a cobrar el valor en ellos expresado, en un día determinado y a una hora específica.

Los pagarés forman parte de estos títulos de crédito.

Los pagarés, son documentos, también llamados títulos de crédito, los cuales establecen una promesa de pago que le otorga a la persona suscriptora que otorga la persona suscriptora a los beneficiarios.

Algunos de los requisitos que deben contar los pagarés son:

  • Fecha en que se emite
  • La mención de que será pagada, la cual se realiza en el mismo documento
  • Cantidad de dinero que debe ser pagada, con el número y letra correspondiente
  • Nombre de la persona beneficiada
  • Fecha de vencimiento
  • Lugar y tiempo de pago
  • Estipular los intereses que se cobrarán
  • La firma de la persona que se compromete a pagar

Los tipos de pagarés que existen en el mercado son:

  • Pagarés de empresas: son deudas a corto plazo emitidas por empresas, los pagarés de empresas se negocian en la bolsa a través de sus miembros.
  • Pagarés de entidades de crédito: Son todos los pagarés que emiten las instituciones de crédito, son conocidos también como pagarés bancarios.

En los pagarés, nada más intervienen el suscriptor y el beneficiario. Esto con independencia de las demás personas que puedan intervenir en cualquier título de crédito, por ejemplo, avalistas y endosantes.

Diferentes pagarés por plazos y tasas de interés:

  • Pagaré 7 días
  • Pagaré 14 días
  • Pagaré 28 días
  • Pagaré 91 días
  • Pagaré 182 días
  • Pagaré 365 días
  • Pagaré más de 365 días

Tipos de vencimiento

Los pagares son una forma de ahorrar dinero sin que la inflación pueda causarte estragos.

Este dinero lo colocas en cualquier institución financiera bancaria con el fin de  obtener ganancias que hagan que lo ahorrado mantenga su valor adquisitivo ante la inflación.

Existen diferentes tipos de pagares, pueden ser de rendimientos con vencimiento a la vista o a plazos.

El vencimiento del Pagaré se debe indicar de forma expresa dentro del documento, ya que esto es un requisito formal y nos indica el momento es que se podrá elegir el pago del pagaré.

Los tipos de vencimiento de pagarés que existen son:

  • Vencimiento a la fecha fija, este nos indica que vence el día que está señalado.
  • A un plazo contando desde la fecha, indica que el pagaré vence el día que se cumpla el plazo que se señaló, contando desde el día de la emisión del pagaré.
  • A un plazo contado desde la vista, en este tipo de vencimiento el plazo indicado debe de contarse desde la fecha  del visto.
  • Vencimiento a la vista, aquí el pagaré vencerá en el momento de su presentación al pago que debe realizarse dentro del año siguiente a la fecha de su emisión.

Cualquier pagaré que tenga plazos por mes se tomará de la fecha de contratación a la misma fecha de su contratación.

Pagaré con Rendimiento Liquidable al vencimiento (PRLV)

A la hora de contratar un producto de inversión tenemos una amplia oferta, como CETES, o fondos de inversión. Sin embargo, una propuesta menos riesgosa, es un Pagaré con Rendimiento Liquidable al vencimiento (PRLV).

El PRLV es básicamente un instrumento para rentabilizar su dinero a través de un depósito en moneda nacional o extranjera en una cuenta con o sin chequera. Allí, el cliente elige el plazo que prefiere, y recibe una tasa de interés sobre la cual le pagarán rendimientos al vencimiento de la inversión.

Por lo tanto, conocerá por adelantado la Tasa de Rendimiento garantizada a la hora de contratarlo.

Para poder aperturar un pagaré, la entidad suele requerir un monto mínimo de 1 mil pesos, y una cuenta con o sin chequera para abonar a ésta los intereses.

Si lo que prefiere es rentabilizar su dinero con plazos más flexibles un Pagaré con Rendimiento Liquidable al vencimiento ofrece una alternativa más flexible que Cetes, principalmente porque en Pagarés con Rendimiento liquidable al Vencimiento se invierte a partir de 1 día de plazo; en Cetes a partir de 2 meses, y los rendimientos se reciben al vencimiento de la inversión, mientras que en Cedes cada mes se abonan los intereses a la cuenta con o sin chequera.

¿Cómo contratar un Pagaré?

Los pagarés bancarios son colocaciones de dinero en una institución financiera bancaria contratados a un determinado tiempo, los cuales al vencimiento se te dan la facilidad de hacer uso de este dinero, pero también recibes una pequeña ganancia, la cual depende de los días por los que solicitaste este Pagaré.

Para contratar un Pagaré es necesario:

  • Acudir a la institución financiera bancaria de tu preferencia
  • Presentar una identificación Oficial vigente, la cual puede ser: Pasaporte, Credencial de Elector (IFE) o Cédula Profesional
  • Comprobante de Domicilio, como recibo de agua, recibo de luz, recibo telefónico o recibo del predial
  • Tener o contratar una cuenta que la institución bancaria le indique

Adicional a esto:

  • Las personas físicas con actividad empresarial deben presentar el alta en la Secretaría de Hacienda y Crédito Público
  • En caso de ser una persona extranjera, presentar el pasaporte original

Para mayor información acude a la sucursal bancaria de tu preferencia y pide informes a cerca de los Pagarés que ofrece.

Ventajas y desventajas de los pagarés

Una de las más fuertes desventajas con las que cuenta el pagaré es que no te da liquidez inmediata, pero en caso de ser necesario y que la entidad bancaria lo permítase puede tener el dinero a cambio de un descuento o porcentaje del depósito por cancelación anticipada.

El problema que pueden presentar las instituciones financieras bancarias para no realizar el pago es no contar con la suficiente solvencia, es muy extraño que un banco tenga este tipo de problemas, generalmente se presentan por fraudes y estos son muy difíciles de realizar.

Pero seguro te preguntas que beneficios tienen los pagarés, a continuación se te enlistan las ventajas de estos documentos:

  • Se puede elegir la entidad bancaria en la que colocarás tu dinero mediante pagaré
  • Los pagarés se pueden descontar y disponer del dinero inmediatamente, con algunos descuentos como comisiones.
  • El procedimiento de reclamación judicial del pagaré es más breve y sencillo. Basta con la presentación de la demanda de juicio cambiario adjuntando el pagaré.
  • En el caso que se disponga de pagarés y se interponga demanda de juicio cambiario, por razón del propio título (que se entiende como un reconocimiento), se presume la existencia y realidad de la deuda y, por lo tanto, es el deudor el que queda obligado a probar ante el Juez que no debe pagar, para lo cual solamente puede alegar las causas legalmente tasadas.
  • Si la deuda tiene el soporte del pagaré, el deudor no puede alegar el cumplimiento parcial o defectuoso de la prestación, ya que aunque lo demuestre, resulta irrelevante y será igualmente condenado al pago.

Considera esta una buena opción para empezar a ahorrar dinero.

Pagaré vs tasa de inflación

Contratar productos a comienzos del año suele generar ciertos interrogantes entre los inversores a la hora de escoger diferentes alternativas.

Los más especuladores se inclinan por la bolsa o los fondos de inversión, a pesar de los riesgos que ello conlleva, pero los que tienen un espíritu más conservador van en busca de un depósito a plazo fijo. Por lo tanto es buen elegir un pagaré que supere a la tasa de inflación.

Por lo tanto, a la hora de evaluar si un pagaré es rentable o no, debemos hacerlo contra el objetivo de inflación, que establece el Banxico.

Si bien existen alternativas a tipo variable, lo cual puede darnos algo más que las tasas fijas, lo cierto es que existe cierto riesgo de no conseguir buenas rentabilidades en caso de que no se cumplan las condiciones establecidas en el contrato del pagaré. Por eso, un pagaré con tasa fija es una buena alternativae en estos momentos de inestabilidad financiera internacional.

Calificación PRLV e Inversión a Plazo Fijo

CONDUSEF ha dado a conocer la calificación del producto Préstamo documentado en Pagaré con Rendimiento Liquidable al Vencimiento e Inversión a Plazo Fijo que incluye a 26 Bancos, 5 Sociedades Financieras Populares y 25 Sociedades Cooperativas de Ahorro y Préstamo.

“El Calificador” informa sobre los derechos y obligaciones que adquiere el usuario al contratar un producto financiero de igual manera propicia una sana competencia entre las instituciones.

Ahora, los clientes de las instituciones financieras podrán evaluar un producto de inversión como es el Pagaré con Rendimiento Liquidable al Vencimiento e Inversión a Plazo Fijo, dos opciones de dinero que realizan las personas físicas o morales, documentadas en pagarés, constancias o certificados emitidos por la institución financiera, cuyos intereses serán pagados al vencimiento.

Observaciones más recurrentes

Carátula.

  • No cumple con el formato.
  • Falta la forma de consultar el estado de cuenta.
  • No indican el concepto y monto o método de cálculo de las comisiones relevantes.
  • En el caso de los bancos, la carátula entregada al usuario es de la Cuenta Eje, y no del producto de “PRLV”.

Contrato.

  • No indica la fecha de corte para el cálculo de los rendimientos.
  • El procedimiento para darlo por terminado por parte del cliente no es el correcto.
  • En el caso de los bancos, se condiciona la apertura de cuenta de depósito para usarse como cuenta eje, obligando al usuario a contratarla con la misma Institución, lo que va en contra de las sanas prácticas bancarias.

Página Web.

  • No cumple con informar la Ganancia Anual Total (GAT).
  • Los rangos para el cálculo de la GAT no son los autorizados por BANXICO.
  • Cuenta con afirmaciones sin sustentar.

Estado de Cuenta.

  • No incluye el recuadro con la GAT, tasa de interés y comisiones efectivamente pagadas.
  • Falta el apartado con los cargos objetados.

Calificaciones por tipo de institución financiera

Banca Múltiple

Sofipos

Scap

Deja un comentario